Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Sube casi un 60% en 2018

Ahora brilla el sol pero ¿se le apagará la luz a Solaria?

2018-01-12 07:00:00
news

Es la compañía de la bolsa española que más sube en lo que va de 2018, al registrar una revalorización que roza el 60%. Desde enero de 2017 triplica su valor en el mercado. Tal es la subida de la fotovoltaica que ha dejado fuera de juego a más de un analista y por supuesto, a muchos inversores. Ahora la pregunta es ¿se le apagará en algún momento la luz a Solaria?

Solaria sube algo más de un 57% en las primeras sesiones de 2018, ampliando las ganancias que ya consiguió durante el ejercicio anterior, en el que dobló su valor en bolsa. Si sumamos las ganancias de 2017 con lo obtenido en lo que va de ejercicio, la revalorización es del 230%.

Pero ¿a qué se debe esta evolución bursátil? Las subidas de Solaria se deben a un conjunto de factores: haberse convertido en generador de energía (dejando de ser fabricante), las mejoras del sector, las ventajas de la energía solar sobre otras, el crecimiento de la propia compañía y, ya en cuanto a las últimas subidas, a la entrada masiva de inversores.

Tal y como indica Víctor Manuel Peiró Pérez, analista jefe de GVC Gaesco Beka, Solaria es el único operador puro en el sector de generación de energía solar en España, incluso en Europa.

Peiró subraya que la energía solar “tiene muchísimo futuro a nivel mundial”, y hace hincapié en que la situación del sector ha mejorado tanto, y tan “que la gente no se ha dado cuenta”. “Por eso, ahora todo el mundo quiere estar en Solaria”, añade.

Sobre el sector, este analista indica que “ha caído mucho el coste de inversión. El coste de implantar una planta fotovoltaica ha caído mucho”. Asimismo, la energía solar “tiene ventajas respecto a otras energías renovables, sobre todo porque es más fácil y más rápida de instalar”.

Peiró afirma que otras de las ventajas que también ha beneficiado a Solaria en sus resultados “es que la producción solar es mucho más estable que la producción hidráulica o eólica, porque no está afectada por la sequía. Los paneles van con luz y casi siempre es la misma. En este año que hay una sequía tremenda, la energía eléctrica se ha visto perjudicada”.

Así, explica que "los resultados de Solaria han ido bien, mientras que los de otras eléctricas han ido mal". A falta de conocer los del conjunto del pasado ejercicio, hasta septiembre, la compañía fotovoltaica obtuvo un beneficio neto de 5,6 millones de euros, un 91% más que en los nueve primeros meses de 2016. Las ventas del grupo alcanzaron los 22,27 millones de euros, un 86% más, al tiempo que el ebitda se elevó un 70% hasta los 18,29 millones.

Las ganancias de Solaria destacan tras el duro proceso de reestructuración por el que ha atravesado la compañía, transformación que ha sido muy aplaudida por los grandes inversores. “Hace unos años era fabricante y ahora es solo generadora. Antes fabricaba los equipos y ahora los compra. Mucha gente no se ha dado cuenta” puntualiza el analista de GVC Gaesco Beka, quien recalca que “reestructuró todo pero aprovechó su know ledge en el solar. Ahora lo que toca es generar. Aprovecharon ese hueco para hacerlo”.

El analista de M&G Valores, Nicolás López considera “en general la situación de la compañía desde hace tiempo es buena, con expectativas de crecimiento en los próximos años. Solaria se ha reinventado y ya no es el fabricante de paneles fotovoltaicos de hace unos años, sino que se dedica a desarrollar huertos solares para generar electricidad. Es un modelo de negocio más previsible y de crecimiento vía deuda y de momento las cosas van bien”.

El éxito de Solaria en bolsa también se asienta en el éxito que cosechó en la subasta de renovables celebra el pasado julio, ya que a pesar de que Cobra, filial de ACS se impuso en la subasta, la compañía logró adjudicarse 250 megavatios. “Han pasado de tener 50 MW a tener casi 75 MW. La subasta que hubo en España se adjudicó 250 MW. Van a pasar de 50 MW en el 2015 a tener a finales de 2020 casi 350. Ese crecimiento todavía no está hecho”, explica Victor Manuel.

GVC Gaesco Beka es la única firma que sigue a Solaria. Le dan una recomendación de compra, con un precio objetivo de 1,8%. Los últimos avances registrados por la compañía la dejan sin potencial, ya que para ajustarse al precio estimados por estos analistas debería retroceder casi un 30%.

Los indicadores técnicos de Solaria dan a la compañía una puntuación de 9,5 sobre 10, al encontrarse en fase alcista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo.  La volatilidad es decreciente en el largo plazo pero creciente en el medio.

Según los datos de Factset, el PER de Solaria estimado para 2018 es de 43,47 veces. La compañía también cotiza por encima de su valor contable, con un valor en libros de 3,36x.

“A corto plazo puede que esté un poco cara. La subida del año pasado está muy clara. Los inversores se habían perdido. Ahora es la masa, gente que quiere subirse y que está inflando el valor. No quiere decir que no lo valga, puede valerlo a largo plazo”, indica Peiró. Ante los últimos avances GVC Gaesco Beka está revisando sus estimaciones.

Sobre el futuro en bolsa de Solaria, Peiró considera que “se debe estabilizar pero no bajar mucho. Esta subida responde a una entrada de gente a la vez”, por lo que recomendaría esperar.  “Recomendaría esperar. No recomendaría comprar nada que sube un 30% o un 60% tan rápido. Vas a tener alguna noticia mala, aunque no sea de Solaria y que afecte al mercado. Ahora recomiendo mantenerlo. Quien esté fuera se lo ha perdido, afirma.

%%%Configura tus alertas sobre SOLARIA ENERGIA|SLR%%%

Por su parte, López “el tirón de estos días puede deberse a factores puramente técnicos, al superar la zona del 1,80 que era un nivel de resistencia relevante, máximos de 2014”.

El presidente de Buy&Hold, Julián Pascual, advierte de que Solaria ha iniciado una política de fuerte expansión de sus activos mediante la adquisición de parques solares en explotación. Esto ha mejorado considerablemente la cuenta de resultados con un fuerte crecimiento de los beneficios, pero al mismo tiempo ha aumentado notablemente el endeudamiento del grupo”.

Asimismo, afirma que “desde un punto de vista de la evolución del precio de sus acciones la mejora de beneficios debería ser compensada por el aumento del endeudamiento. Sin embargo parece que los inversores se están fijando solo en la parte positiva de la ecuación”.

Análisis técnico de Solaria

El analista José Antonio González considera que Solaria “registra un violento y vertical impulso al alza que viene respaldado por un repunte extraordinario por parte del volumen de contratación, movimiento de gran fortaleza que presenta toda la fiabilidad ante la superación de resistencias”.

Sin embargo, añade que “el movimiento en favor de las compras no es gratuito y pasa factura de manera notable a la sobrecompra del oscilador MACD, desembocando en lecturas extremas que son necesarias normalizar”. Asimismo, subraya que “este proceso de normalización puede producirse a través de un movimiento de consolidación en tiempo o en un movimiento correctivo en profundidad, sea como fuere, dicho potencial movimiento de descanso es necesario y lejos de ser visto como una debilidad, debe ser tomado como una oportunidad de compra”.

*Fuente: Estrategias de Inversión