Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Según Deutsche Bank

Tres gráficos que muestran las diferencias entre las correcciones de 1994, 2013 y 2018

2018-02-13 13:00:00

El principal catalizador de la corrección de febrero ha sido el temor de los inversores a que se acelere la subida de tipos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos ante un repunte más acusado del previsto de la inflación. No ha sido la única vez en la historia en que un cambio brusco en las políticas monetarias de la institución provoca shocks en los mercados de renta variable.

Los expertos de Deutsche Bank  creen que existen varias diferencias entre estos tres momentos.

1994:  Alan Greenspan, el entonces presidente de la FED, elevó el precio del dinero en 250 puntos básicos en un año lo que disparó la rentabilidad de los bonos desde el 5,57 hasta el 7,14% en solo dos meses. El shock no solo quedó en la renta variable, sino que contagió los mercados financieros y generó, de hecho, la quiebra el Condado de Orange.

2013: Cuando Ben Bernanke anunció que la autoridad monetaria estaba dispuesta a iniciar el tapering, es decir, la rebaja de las compras del QE también hubo shocks.  Una de las principales reacciones se produjo en la rentabilidad de los bonos a diez años, cuya rentabilidad cayó en 60 puntos básicos en 5 semanas. No se quedó ahí y su onda expansiva también contagió a la renta variable.

Estos tres gráficos explican cuáles han sido las diferencias entre estas correcciones. Lo que puede verse es que la renta variable ha caído con fuerza en las tres ocasiones, sobre todo en Estados Unidos.

Bonos y crédito

Eso sí, explican en Deutsche Bank que la bolsa europea y el crédito todavía tiene recorrido a la baja, sobre todo si se compara con 2013.

RV, dólar y oro

Por el contrario, el fuerte repunte de la volatilidad en esta ocasión, dicen estos analistas, eclipsa a los anteriores.

Volatilidad

*Fuente: Estrategias de Inversión