Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Erdogan promete intervenir las divisas

De López Obrador a la libra turca y el peso argentino: a BBVA le siguen saliendo ‘cisnes negros’

2018-05-17 07:00:00
news

BBVA cae un 4,7% en lo que va de año en el Ibex. Es el segundo valor bancario que peor lo hace en 2018 entre las ocho entidades cotizadas españolas, por detrás de Bankia que se deja un 5,1%. Al cóctel de bajos tipos de interés en la Eurozona y rentabilidad en mínimos que sufre el sector, al BBVA se le suman otros frente abiertos que penalizan su cotización en el selectivo español, desde las elecciones en México del próximo 1 de julio hasta los mínimos históricos en los que se mueve la lira turca y el peso argentino.

“BBVA está muy presente en dos países con problemas políticos evidentes: México, en donde se van a celebrar unas elecciones en las que el candidato de la izquierda populista, López Obrador, es el gran favorito, y Turquía, país que atraviesa por un proceso de retroceso democrático y de libertades importantes. En ambos países se han producido en los últimos meses fuertes depreciaciones puntuales de sus divisas, lo que penaliza los resultados que el BBVA consolida en sus filiales locales”, explica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities.

En concreto, su negocio en México le reporta el 34,9% de sus beneficios frente al 25,1% que aporta su actividad bancaria e inmobiliaria en España, el 12,3% de Turquía, el 11,9% de Estados Unidos y el 12,9% que llega de sus filiales en América del Sur, en países como Argentina, Chile, Colombia y Perú.

Frente a la estabilidad y el aperturismo que ha impuesto en los últimos años Enrique Peña Nieto al frente del Gobierno de México, el mercado teme a un candidato como Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia. “No sabemos qué políticas llevará a cabo”, resume Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital, el sentimiento de muchos inversores respecto a la situación política en el país latinoamericano.

De hecho, desde la entidad son grandes conocedores de este riesgo y en la presentación de resultados del primer trimestre reconocían la situación: “La actividad de México cerró el año 2017 con un crecimiento medio del 2%. Tras el efecto negativo que tuvieron los fenómenos naturales durante el tercer trimestre, en el cuarto se observó una recuperación. Por el lado de la demanda, las exportaciones de manufacturas y, sobre todo, el consumo fueron los componentes más dinámicos y se espera que continúen siéndolo durante el presente ejercicio, a pesar de la incertidumbre sobre los resultados de las próximas elecciones y sobre las negociaciones del NAFTA”, apuntan.

La última encuesta publicada por el diario mexicano El Financiero apunta que el líder izquierdista es el candidato presidencial que más ha avanzado en las encuestas publicadas desde octubre de 2017. Según los sondeos del periódico azteca, López Obrador tiene una intención de voto del 46%, mientras que hace siete meses la intención de voto se reducía al 38%. El 26% de los mexicanos se decanta por el conservador Ricardo Anaya, del Partido de Acción Nacional (PAN), mientras que el 20% prefiere a José Antonio Meade del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el partido de Enrique Peña Nieto.

En cuanto al Acuerdo de Libre Comercio para América del Norte (NAFTA) prosiguen las negociaciones entre Estados Unidos, México y Canadá, pese a que Washington se había fijado como fecha límite el 17 de mayo, con el fin de que el nuevo acuerdo pudiese ser aprobado por el Congreso estadounidense

El principal escollo se centra en el sector del automóvil. Las quinielas contemplan la posibilidad tanto de que se alcance un acuerdo respecto a este sector, dejando el resto de negociaciones para más adelante, como una extensión de la fecha límite establecida para cerrar las negociaciones, según recoge un informe de Link Securities.

Erdogan apuesta por el intervencionismo

La entidad que lidera Francisco González explica en sus cuentas del primer trimestre que este período estuvo marcado por la apreciación, con respecto al euro, del peso mexicano (+5%) y la depreciación del resto de las principales divisas de las geografías donde opera el grupo: dólar (-2,7%) y lira turca (-7,2%).

Sin embargo, la depreciación de la lira turca respecto al euro ha continuado desde entonces y ya se apunta un descenso del 12,6%, mientras que el peso argentino cae un 20,6% respecto al euro, aunque el negocio de BBVA en Argentina, a través de su filial BBVA Francés, sólo le reporta el 3,2% de los beneficios totales.

La lira turca tocó mínimos históricos frente al dólar esta misma semana y ya se cambia 0,2226 ‘billetes verdes’ con un desplome del 14% en el año después de que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan asegurase en una entrevista en Bloomberg que intervendrá en la política monetaria del país y controlará el mercado de divisas si gana las elecciones presidenciales de junio con el objetivo de dotar de mayores poderes a la figura del presidente.

Las ideas intervencionistas de Erdogan ahuyentan las inversiones extranjeras en un país con tasas de inflación interanual superiores al 8% desde diciembre de 2016. A este respecto Erdogan afirma que reducirá los tipos de interés, una combinación que según la teoría económica incentiva que los precios sigan al alza. BBVA es la mayor empresa española con intereses en Turquía donde cuenta con una participación del 49,85% en el banco Garanti.

Argentina también es otro de los frentes abiertos por las empresas del Ibex que cuentan con filiales allí como la propia BBVA, Telefónica, Dia, Santander o Gas Natural. El país latinoamericano ha vuelto a pedir un rescaste al Fondo Monetario Internacional (FMI). Mauricio Macri, como Eduardo Duhalde en 2003, anunció la semana pasadaque había contactado con el organismo que preside Christine Lagarde con el objetivo de frenar su crisis financiera marcada por la depreciación del peso argentino, un déficit público elevado y una inflación estimada en el 20% para 2018, sólo por debajo de los niveles de Venezuela.

Este viernes, además, se conoció que el Gobierno de la Casa Rosada recurrirá a la financiación del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina que elevarán el préstamo a más de 30.000 millones de euros, según publican los medios argentinos.

El peso se deprecia un 22,35% frente al dólar y un 20,5% frente al euro, un condicionante que podría lastrar las cuentas de BBVA en el próximo trimestre aunque en menor proporción que México y Turquía, las auténticas ‘patatas calientes’ que tiene encima de la mesa un Francisco González en retirada, ya ha anunciado que se jubilará en 2019 con un patrimonio superior a los 100 millones, y Carlos Torres Vila, el consejero delegado y ‘delfín’ del veterano banquero.

%%%Configura tus alertas sobre BBVA|BBVA%%%

 

*Fuente: Estrategias de Inversión