Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Rotación sectorial con las miradas puestas en la guerra de aranceles EEUU-China y el Brexit

18/01/2019 - 10:10

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices de las bolsas europeas, en una sesión sin mucha historia, cerraron ayer con ligeros descensos, con muchos inversores manteniéndose al margen del mercado, a la espera de acontecimientos.

Lo más destacable de la sesión fue la revisión a la baja de sus estimaciones de ingresos del 4T2018 realizada por Société Générale, que achacó a la elevada volatilidad de los mercados en los últimos meses del año. La evidente negativa reacción de las acciones del banco francés a este anuncio “contagió” al resto del sector en Europa, convirtiéndose éste en uno de los que peor comportamiento tuvo durante gran parte de la sesión. Destacar, igualmente, que ayer asistimos a un nuevo “giro de tuerca” en lo que a la rotación sectorial hace referencia, con los inversores apostando nuevamente por los valores defensivos como los de alimentación o las utilidades. En sentido contrario, además de los bancos fueron los valores del sector del automóvil los más penalizados durante la jornada como conciencia de la noticia que comentábamos ayer sobre la posibilidad de que el Gobierno Trump siguiera adelante con su intención de subir las tarifas sobre los vehículos importados desde la UE hasta el 25%.

Por lo demás, y en lo que al Brexit hace referencia, comentar que ayer se supo que la siguiente votación en el Parlamento británico tendrá lugar el día 29 de enero –la nueva propuesta elaborada por el gobierno británico se conocerá el lunes próximo–. Desconocemos si la primera ministra, Theresa May, será capaz o no de lograr presentar una propuesta conjunta con los partidos de la oposición, algo que parece complicado sobre todo tras declarar ayer el líder laborista, Corbyn, que no se sentará a dialogar con May hasta que ésta no retire de la mesa la posibilidad de un brexit sin acuerdo. Todo parece indicar que el caos político continuará de momento en el Reino Unido, mientras que cada vez más colectivos empresariales europeos alzan la voz, alertando del impacto negativo que en sus negocios y en la economía de la región tendría una salida del Reino Unido de la UE no pactada.

Por su parte, la sesión en Wall Street fue de menos a más. Tras un negativo inicio, en la que los “malos” resultados de Morgan Stanley fueron el principal foco de atención –las cifras de la entidad se vieron penalizadas en el último trimestre por los negativos resultados de sus unidades de trading de renta fija y de banca privada–. La sesión transcurrió sin pena ni gloria hasta que the Wall Street Journal (WSJ) publicó que en el seno del equipo negociador estadounidense se estaba debatiendo la posibilidad de retirar algunas de las recientes tarifas implementadas a las importaciones chinas para demostrar a China su “buena voluntad” y, además, calmar a los mercados. Esta idea parece que esta siendo impulsada por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y cuenta con la oposición del representante comercial de Estados Unidos y líder del equipo negociador, Robert Lighthizer. Vemos complicado que este planteamiento termine saliendo adelante, aunque sí creemos que sólo el hecho de que parte del equipo negociador estadounidense plantee la posibilidad de dar marcha atrás en algunas de las medidas adoptadas para presionar a China es positivo y vuelve a demostrar que el Gobierno de Estados Unidos va en serio en su intención de alcanzar un acuerdo con China en el ámbito comercial. Como venimos señalando desde hace tiempo, ambos gobiernos, el estadounidense y el chino, necesitan este acuerdo por motivos económicos y políticos. Así, y tras la publicación de esta noticia, las bolsas estadounidenses giraron bruscamente al alza, terminando todos sus principales índices con significativos avances.

Hoy esperamos que la mencionada noticia tenga el mismo “efecto” en los mercados de valores europeos, y que éstos abran al alza. Nuevamente habrá rotación sectorial, ya que los traders apostarán desde primera hora de la sesión por los valores de corte más cíclico, dejando de lado los más defensivos. Por lo demás, destacar que la agenda macro es irrelevante en Europa, mientras que en Estados Unidos incluye la publicación de las cifras de producción industrial de diciembre, dato al que habrá que estar muy atentos dado que los principales índices manufactureros regionales vienen indicando tendencias opuestas para el sector, y la lectura preliminar de enero del índice de sentimiento de los consumidores, que elabora la Universidad de Michigan.

Por último, señalar que habrá que estar atentos a las noticias que lleguen desde el Reino Unido en relación al proceso del Brexit y, sobre todo, a cualquier desmentido desde la Administración Trump a la noticia comentada, publicada por el WSJ. Un desmentido “radical” de la misma entendemos que sería mal acogido por los inversores, aunque, insistimos, que vemos complicado que Estados Unidos retire algunas de las tarifas impuestas a las importaciones chinas en esta fase de las negociaciones y sin lograr ningún compromiso a cambio por parte del Gobierno de China.

*Fuente: Consenso del Mercado