Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Sectores que se podrían beneficiar

¿Quién prefiere la Bolsa que gane las elecciones?

2019-04-15 13:16:00

De la misma manera que la Bolsa puede subir, bajar o quedarse igual, el resultado electoral que conoceremos en la madrugada del domingo 28 al lunes 29 de abril también puede arrojar la misma cantidad de resultados: O sale una formación de partidos encabezada por el PSOE, por el PP o volvemos a una situación como la que vivimos en 2015 en la que el selectivo español se dejó un 8,5 por ciento en los casi siete meses en los que estuvimos sin poder formar gobierno.

Y es que es importante no dejarse en el olvido esta opción porque el selectivo español se dejó un 3,81 por ciento en la primera sesión del lunes tras conocerse que los resultados no dejaban fácil el encaje de bolillos para alcanzar los 176 diputados para poder apoyar al gobierno.
 
Debemos rendirnos a la realidad y por ello debemos tener presente que las elecciones en España ya han dejado de ser como la regata de remo que se realiza en el Támesis entre las dos universidades más importantes de Inglaterra y donde gana una u otra. Esto ahora es un puzzle donde existen distintas maneras de alcanzar los 176 vistos buenos para poder formar gobierno.
 
Si echamos mano de las estadísticas, podemos decir que el IBEX 35 le ha sentado mejor una ganancia del PP (10% de rentabilidad media ponderada) que una del PSOE con el 7,10%. No obstante, el gobierno que más rentabilidad anualizada del IBEX con dividendos ha conseguido ha sido el de Felipe González desde el año 1992 hasta el 1996 con un 12,68 por ciento seguido muy de cerca por José Mª Aznar (1996-2004) con un 12,31 por ciento. De hecho, la primera legislatura de Aznar es la que ostenta el récord de rentabilidad del IBEX al revalorizarse un 231,88 por ciento en sus primeros cuatro años, que es lo que realmente le hace acercarse a los números medios de las dos legislaturas de Felipe González.
 
Luego ya, a mucha distancia con un 7,15 por ciento de rentabilidad media tenemos a Mario Rajoy y con un 4,98 por ciento a José Mª Rodríguez Zapatero, siendo este último no superado por la época de Pedro Sánchez que arroja un balance medio del 1,99 por ciento negativo.

Pero qué esperar del lunes post-electoral

Realmente va a depender mucho del dueño del puzzle, que sin duda será el PSOE o el PP. Podríamos contestar que la rentabilidad media del selectivo español tras las elecciones ha sido del 2,69 por ciento negativa; de hecho, la bolsa siempre ha bajado ese lunes. El día que más bajó fue cuando ganó José María Aznar el 3 de marzo de 1993 en la que el selectivo español se dejó un 5,22% mientras que el 9 de marzo de 2008 con la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero solo se dejó un 0,28%, aunque ya sabemos cómo nos fue a lo largo del 2008.
 
Si lo medimos una semana después, es decir, dos lunes después nos encontramos que la media queda totalmente suavizada del -2,69 al -0,92 por ciento. Aquí gana por goleada Mariano Rajoy cuando ganó su tercera y no terminada legislatura al perder en un día el 1,82% pero una semana después el selectivo lucía un 6,17% de rentabilidad positiva.
 
Si nos fijamos en el programa electoral de los partidos, podemos sacar la conclusión de que a la Bolsa le interesa más una formación de gobierno liderada por el PP puesto que apuestan por los planes de pensiones, no implementar el impuesto de transacciones financieras y fomentar nuevos productos de ahorro. Por el contrario, el PSOE aplicaría el impuesto a la banca además de establecer un tipo mínimo real en el impuesto de sociedad superior al de otros sectores. Así que será sin duda el sector a vigilar y además por su peso en el IBEX determinará claramente el movimiento del mercado en el primer día y primera semana de mercado.

Otros sectores que se pueden verse beneficiados si gana el bloque de derechas sería el sector de la tecnología mientras que podrían resultar perjudicados el sector eléctrico y el de renovables. Por su parte, de resultar ganador el bloque de izquierdas hablaríamos de posibles sectores beneficiados el farmacéutico y el de infraestructuras mientras que los perjudicados podrían ser además del bancario, el petrolero.
 
Eduardo Bolinches, Analista colaborador de ActivTrades

*Fuente: Estrategias de Inversión