Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

10 cosas que en finanzas nunca debe decir

2019-06-13 07:45:00

El experto Barry Ritholtz emprende una campaña para evitar decir las “tonterías financieras que suenan inteligentes” más frecuentes. Esta es la lista de errores garrafales a evitar.

10 cosas que en finanzas nunca debe decir. Diccionario de economía.

El colaborador y analista de Bloomberg, Barry Ritholtz harto de escuchar estupideces financieras se ha puesto manos a la obra y ha reunido más de 500 ejemplos de expresiones que suenan inteligentes, pero que se desmoronan al examinarlas más de cerca. “Como servicio público a los consumidores de noticias financieras, por la presente emprendo una campaña para instar a mis compañeros expertos a que eviten, al menos, las peores de todas”.  He aquí algunas de las aberraciones más atroces según Barry.

1."El mercado de valores odia la incertidumbre":  Según Barry la peor afirmación de todas.  Los compradores y vendedores operan con probabilidades, no con certezas. Sin algún grado de incertidumbre, ¿quién compraría cuando usted quiere vender, y viceversa? Segundo, la incertidumbre no es lo mismo que el riesgo. Cuando se entiende el rango de resultados, no hay incertidumbre.  Según este experto las únicas veces que recuerda que había certeza fue a finales de 1999, cuando todos estaban seguros de que los mercados no tenían límites, y de nuevo en marzo de 2009, cuando todos creían que los mercados iban a cero. “Parece que siempre que hay certeza, la manada se equivoca”.

2. "¿Pero cuánto vale eso ajustado por la inflación?":  En este sentido Barry asegura que  durante mucho tiempo ha sido un escéptico del dato de inflación, creyendo que la Oficina de Estadísticas Laborales la subestimaba. Pero su falta de credibilidad antes de la crisis financiera se transformó en algo completamente diferente en la era deflacionaria posterior a la crisis. Según él,  los expertos en inflación se negaron a aceptar cualquier dato, especialmente si mostraba que la economía estaba mejorando durante el mandato del ex presidente Barack Obama. “Recordemos todo el argumento de que la expansión cuantitativa causaría hiperinflación. Eso no sucedió, por supuesto. Usar la inflación para criticar cualquier cosa que no le guste es un ejercicio de mala fe”, sentencia.

4. "El dinero fácil ya está hecho": Este fue un estribillo común en 2010-11, a menudo por los operadores que se perdieron el rebote de los mínimos de marzo de 2009. Pero comprar en un fondo y vender en un pico es una de las operaciones más difíciles que se pueden hacer. Si te equivocas, o incluso llegas demasiado pronto, te castigas por ser tan idiota. Nunca es dinero fácil.

5. "Sin la relajación cuantitativa/los tipos de interés cero/la Reserva Federal, los mercados se hundirían": Según dice el fundador de Bridgewater Associates, Ray Dalio, los inversores deben aceptar la realidad tal como es, y no una versión de cómo quieren que sea. Independientemente de sus opiniones sobre las numerosas intervenciones posteriores a la crisis, fueron y siguen siendo reales. Argumentar que están equivocados, desear que se vayan o ignorarlos no ayudará. Las crisis financieras, y por lo tanto el buen funcionamiento de una economía moderna, SIEMPRE requieren la acción del gobierno. Puede que no le guste, pero ignore esta verdad bajo su propio riesgo.

6.  "Esta es la próxima Amazon (o Apple o Google o...) ":  ¿Cuántas veces lo habremos escuchado o leído? Al parecer no es algo sólo en España. Según Barry, esta es la forma más perezosa de excitar a los inversores de acciones: tentar con el potencial de un ganador gigante delante de ellos. Imagínese cuánto dinero ganará si XYZ es el próximo Amazon, aunque las probabilidades de que esto no ocurra sean infinitamente mayores. A pesar del aumento de la popularidad de su uso, esta estratagema parece seguir funcionando.

7. "Es Uber por _____": Esta es la versión en capital de riesgo del tropo del “próximo Amazon”. Cualquier idea a largo plazo recibe una pátina de respetabilidad al compararla con un exitoso proyecto financiado con fondos de capital riesgo. “Pruébelo usted mismo; es sorprendentemente efectivo”, aconseja el artículo.

8. "¿Cuánto es eso en yenes?": El último refugio de los comerciantes caprichosos de materias primas. Esta evasión de divisas funciona para hacer que un mal comercio parezca mejor. Funciona así: Compró oro a 1.600 dólares, pero cayó a 1.200 dólares. En lugar de reconocer un error, cite una moneda diferente para hacer que la operación parezca un ganador.

9. “Las obligaciones de la Seguridad Social llevarán al país a la bancarrota": Esto representa el error de mirar sólo la mitad de un balance, el lado del pasivo. Extrapolar el aumento de los costos de estos (u otros programas del gobierno) mientras se ignoran los aumentos en el lado de los ingresos es engañoso, o peor, un argumento presentado por aquellos que quieren deshacer la red de seguridad social.

10. "Los compradores de viviendas causaron la crisis financiera." La causa o causas de la crisis financiera siguen siendo malentendidas por gran parte del público (la respuesta corta, bastante insatisfactoria: es complicada). Sin embargo, hay algunas personas que intencionadamente hacen declaraciones falsas sobre la crisis, principalmente por razones ideológicas.

“Me detendré en 10, pero la lista podría llegar a los cientos”, concluye.

Fuente: Bloomberg

*Fuente: Estrategias de Inversión