Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

La Guerra Comercial dispara el oro

El bucle de retroalimentación negativa está guiando a los activos refugio

2019-08-13 10:24:00
news

Las últimas interacciones entre Trump, China y la Reserva Federal de EE. UU. están dando como resultado un ciclo de retroalimentación negativa que probablemente mantendrá elevados los activos refugio como el oro y la plata en el transcurso de 2019.

 

activos refugio en la guerra comercial

El anuncio de Trump sobre la imposición de un arancel adicional del 10% sobre productos chinos por valor de 300.000 millones de dólares a partir del 1 de este año ha sacudido los mercados financieros allanando el camino para una importante venta masiva en el mercado. El anuncio se hizo casualmente un día después de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) celebrada del 30 al 31 de julio de 2019. Como se esperaba, la Fed bajó los tipos de interés en 25 puntos básicos (pb) y finalizó su programa de ajuste cuantitativo. La verdadera sorpresa surgió en la rueda de prensa posterior a la reunión, donde el presidente de la Fed, Jay Powell, pareció contundente al aludir al recorte de los tipos de interés como simplemente un "ajuste de mitad de ciclo a la política" y "no el comienzo de una larga serie de recortes", amortiguando la posibilidad de nuevos recortes de tipos. Powell también citó las incertidumbres comerciales como uno de los tres pilares que llevaron a la decisión del recorte de tipos.

El anuncio del alza de aranceles de Trump sobre los productos chinos es probablemente una táctica utilizada por el presidente estadounidense para presionar a la Fed a reducir aún más los tipos de interés con el fin de suavizar el golpe al crecimiento económico de Estados Unidos mientras eleva la apuesta contra China. Al mismo tiempo, China está decidida a ser la mayor potencia económica mundial y no permitirá que Trump se interponga en su camino. En respuesta al anuncio de aranceles de Trump, el gobierno chino ha ordenado a las empresas estatales que suspendan las importaciones de productos agrícolas estadounidenses y ha devaluado el yuan chino. China también es estratégicamente consciente del objetivo general de Trump de ganar las elecciones presidenciales de 2020 en EE. UU. y es probable que se embarque en una postura comercial más dura para reducir las posibilidades de Trump de repetir en la Casa Blanca. La realidad es que el crecimiento económico de Estados Unidos parece constante hasta ahora.

El último informe sobre empleo confirma que los consumidores de EE. UU. se mantienen en buena forma, pero el crecimiento en la creación de empleo se está desacelerando, la subida de los salarios sigue siendo moderada y la inflación del deflactor del consumo privado se está ejecutando en  un 1,6% interanual, lo que justificó el último recorte de tipos. Creemos que la Fed solo se verá obligada a actuar nuevamente si el deterioro del comercio mundial comienza a afectar a la economía de Estados Unidos. Esto parece probable debido a la dura postura adoptada en la política comercial por los gobiernos de Estados Unidos y China.

Por su parte, los precios del oro se cotizan a un máximo de 6 años a medida que las tensiones comerciales entre estos dos países se intensifican. El aumento de la incertidumbre económica sobre el comercio mundial está reviviendo el estatus de refugio del oro y sigue estando muy presente en la mente de los inversores. Esto es evidente a partir de los datos netos de posicionamiento de futuros especulativos sobre futuros de oro, que ahora están en 292.847 contratos, más de una desviación estándar por encima de su promedio de cinco años, según datos de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC según sus siglas en inglés). Además, las compras netas del banco central en el primer semestre de 2019 alcanzaron un total de 374,1 toneladas, un 57% más que el año anterior y el nivel más alto desde que se convirtieron en compradores netos en 2010 según el World Gold Council (WGC).

Estas compras récord por parte de los bancos centrales mundiales subrayan su necesidad de diversificar sus reservas lejos del dólar estadounidense. La compra de oro por parte del banco central tiende a ser el dinero más estático y no puede subestimarse. El oro también está inversamente relacionado con el dólar estadounidense y esperamos que se registre una mayor debilidad del dólar estadounidense debido a la presión adicional de Trump sobre la Reserva Federal, la ventaja de rendimiento reducida del dólar frente a las alternativas que no son del dólar estadounidense y la expansión de la deuda nacional que superará al crecimiento económico de Estados Unidos. El uso histórico de la plata como moneda, un medio para preservar el valor y su fuerte correlación con el oro (de casi el 80%) en la última década respalda el argumento de que la plata se podría beneficiar del éxito del oro en un entorno de mercado volátil.

Fuente de datos: Bloomberg, con fecha del 12 de agosto de 2019

*Fuente: Estrategias de Inversión