Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Las bolsas europeas, sin rumbo fijo, a la espera de noticias sobre la evolución de las negociaciones comerciales

10/10/2019 - 09:00

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Un día más, las filtraciones y rumores sobre el desarrollo de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China y el proceso del brexit “movieron” las bolsas europeas y estadounidenses, esta vez para bien. De este modo, y tras un inicio de sesión en Europa sin una clara tendencia, las noticias de que China podría estar interesada en cerrar un acuerdo parcial con Estados Unidos animaron a los inversores, que apostaron nuevamente por los valores de corte más cíclico, como los automóviles, o por los de crecimiento, como los tecnológicos, mientras que los más defensivos, como las utilidades, se quedaron algo rezagados. Los bonos, por su parte, cedieron posiciones, lo que impulsó ligeramente al alza sus rentabilidades.

Además, y en relación al brexit, las noticias generadas fueron algo más positivas que las del día precedente, con el todavía presidente de la Comisión Europea (CE), el luxemburgués Juncker, mostrándose optimista sobre la posibilidad de que la Unión Europea (UE) y el Reino Unido puedan todavía alcanzar un acuerdo. Al cierre, los principales índices de la región cerraron en positivo, recuperando gran parte de lo cedido el día anterior.

El comportamiento de Wall Street fue muy similar, con los principales índices cerrando la jornada con significativos avances, cerca de sus niveles más altos del día. Por sectores, destacó la fortaleza mostrada por el tecnológico, uno de los que se está viendo más afectado por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, así como el de la energía y el de las materias primas minerales. Al igual que sucedió en las plazas europeas, los valores defensivos como los de las utilidades o los de sanidad se quedaron algo atrás, aunque todos los sectores del S & P 500 terminaron la jornada con avances.

Hoy comienzan en Washington las negociaciones al más alto nivel entre la delegación comercial china, encabezada por el vice primer ministro, Liu He, y la estadounidense, en la que el representante comercial, Lighthizer, y secretario del Tesoro, Mnuchin, ejercerán de anfitriones. Mucho se viene especulando estos días sobre el desenlace de esta reunión, desenlace que consideramos clave para el comportamiento de las bolsas, al menos en el inmediato corto plazo. Esta misma madrugada se han filtrado noticias contradictorias que han convertido la sesión en las bolsas asiáticas en una montaña rusa. Así, desde medios chinos se ha indicado que, en las jornadas precedentes, en las que se han venido reuniendo funcionarios de segundo nivel de ambos países, no se habían logrado avances en las negociaciones. Incluso se ha insinuado la posibilidad de que la delegación china adelante su regreso un día, tras la reunión del jueves. Estas noticias/rumores han tenido un impacto muy negativo durante las primeras horas de la sesión asiática, provocando, además, una fuerte caída de los futuros de los índices bursátiles estadounidenses. Sin embargo, posteriormente, la agencia Bloomberg ha filtrado que la Administración estadounidense estaría dando pasos para lograr un acuerdo parcial, acuerdo que incluiría mayores compras de productos agrícolas estadounidense por parte de China a cambio de congelar la entrada en vigor la semana que viene de nuevas tarifas. Además, The New York Times ha publicado que Estados Unidos estaría también por la labor, como muestra de buena voluntad, de rebajar algo las limitaciones impuestas a las empresas estadounidenses para hacer negocios con la multinacional china Huawei. Estas noticias han sido acogidas con alivio en las bolsas asiáticas, cuyos índices se han girado al alza, mientras que los futuros de los índices estadounidenses han reducido sustancialmente sus caídas.

Hoy, por tanto, las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China monopolizarán totalmente la atención de los inversores. En este sentido, señalar que consideramos tres posibles escenarios, siendo los más factibles i) el de una posible tregua comercial, que evite la entrada de nuevas tarifas estadounidenses o retrase las mismas a cambio de leves concesiones por parte de China, como sería el aumento de sus importaciones de soja y de otros productos agrícolas, o ii) una nueva ruptura de las negociaciones, lo que conllevaría que a partir del 15 de octubre Estados Unidos aumentará sus tarifas desde el 25% al 30% a $ 250.000 millones de importaciones chinas. Evidentemente, el primer escenario sería favorable para las bolsas y el segundo muy negativo. Por último, el tercer escenario, al que damos una probabilidad muy baja, es que las negociaciones entre ambos países avancen más de lo esperado, tratándose incluso temas tan delicados como son la transferencia forzosa de tecnología por parte de las empresas extranjeras que operan en China o el robo de la propiedad intelectual. Este escenario lo vemos muy complicado, ya que China viene mostrándose muy reticente a modificar sus prácticas comerciales, aunque, a la larga, mucho nos tememos que el país deberá empezar a cumplir con los compromisos que adquirió tras ser admitido en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Para empezar, esperamos que las bolsas europeas abran hoy sin rumbo fijo, a la espera de noticias sobre la evolución de las mencionadas negociaciones. A lo largo del día esperamos que se vaya filtrando información sobre las mismas, lo que es muy probable que incremente la volatilidad en los mercados financieros mundiales. Como venimos repitiendo, aunque no sea la única causa que está provocando la ralentización del crecimiento mundial, el conflicto comercial entre Estados Unidos y China está pasando factura a la inversión empresarial y al comercio mundial en su conjunto, algo que los miembros del Comité Abierto de Mercado de la reserva Federal (FOMC) analizaron durante la reunión de este organismo de septiembre, tal y como reflejan las actas de la misma, dadas a conocer ayer. Por tanto, una solución a este tema, aunque sea parcial y temporal, sería muy positiva para la economía global y, por tanto, para las bolsas mundiales.

*Fuente: Consenso del Mercado