Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

El cambio climático realmente representa un riesgo material para el sistema financiero

Allianz GI, UBS, L&G, AXA y CA lideran el compromiso climático

2019-12-03 07:30:00

Existe una presión cada vez mayor sobre el sistema financiero para impulsar más enfáticamente la transición energética, a falta de un progreso político significativo a nivel mundial. Siendo la gestión de activos en sector que desempeña un papel fundamental en el sistema, debido a los volúmenes que gestiona, así como por su interacción con el sector empresarial.

Las 15 gestoras de inversión más grandes del mundo con activos que superan los 37.000 billones de dólares (trillones americanos) permanecen significativamente desalineadas con los objetivos del Acuerdo de París, es una de las conclusiones del último estudio de InfluenceMap (Asset Managers and Climate Change - actualizado el 29 de noviembre de 2019). Y para lograr revertirlo, tendrían que desinvertir en ciertos fabricantes de automóviles, al tiempo que deberían llevar a cabo magnas inversiones en productores de energía alternativa.

Esto significa que las empresas de gestión de activos continúan sobreponderando a las empresas que implementan tecnologías "brown", y subestiman a aquellas que implementan tecnologías ecológicas en cuatro sectores clave: automotriz, petróleo y gas, energía eléctrica y producción de carbón.

En la actualidad, solo una parte de las principales gestoras muestran su fuerte y consistente involucración en esos objetivos, destacando Legal & General, UBS, AXA, Allianz y Credit Agricole. Estos actores son participantes del proceso Climate Action 100+, en torno al cual esta administración climática enérgica sobre modelos de negocios y cabildeo parece estar fusionándose. El enfoque de colaboración parece mostrar signos de trabajo, especialmente para impulsar el tema de la gobernanza del lobby climático a través del sector corporativo.

Los gigantes con sede en los EE.UU. parecen ausentes de esta necesidad. Las instituciones como JPMorgan, BlackRock, Vanguard están simplemente pasivas (en varios sentidos). Dado que los fondos pasivos cada vez tienen mayor importancia, muchos de los principales gestores de éstos presentan grandes exposiciones a los emisores de carbono debido a su peso en los índices. Sin embargo, hay proveedores de índices qye han proporcionado índices de referencia ESG, que logran minimizar su exposición al carbono sin la necesidad de llevar a cabo una gestión activa y sin que su rentabilidad se vea afectado como muestra el siguiente gráfico de Bloomberg, que comprara dos ETFs: el iShare MSCI ACWI (con una capitalización de mercado de 11 mil millones de dólares) y el iShare ACWI Carbón target (cuya capitalización tan sólo es del 24% del anterior - tras 5 años de lanzamiento).

Un canal a través del cual las gestoras pueden influir en las compañías, además de la comunicación directa con las empresas, es el proxy voting en las resoluciones de los accionistas en las juntas generales anuales. El estudio encontró claras diferencias entre las 15 mayores gestoras de activos con respecto a la transparencia de los registros de voto y la tendencia a votar a resoluciones relevantes para el clima. Solo cuatro gestoras divulgan públicamente los fundamentos de sus decisiones de votación, de acuerdo con las recomendaciones del Código de Administración 2020: Axa, Allianz, Amundi y L&G.

*Fuente: Estrategias de Inversión