Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

El rebrote de las tensiones entre EEUU y China preocupa, y mucho, a los inversores en un momento en el que sigue habiendo muchas dudas

22/05/2020 - 09:15

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | El incremento de las tensiones políticas entre Estados Unidos y China pesó ayer en el comportamiento de los mercados de valores europeos y estadounidenses, propiciando que sus principales índices cerraran a la baja, aunque los recortes fueron en general moderados.

Así, en los últimos días hemos asistido a un nuevo ataque del presidente de Estados Unidos, Trump, a China por la forma en la que este país ha gestionado la pandemia que se originó en el país, pandemia provocada por un nuevo coronavirus de origen hasta el momento desconocido. Además, el Senado estadounidense aprobó hace un par de días un proyecto de ley que exigía a las compañías chinas que cotizan en las bolsas de Estados Unidos cumplir con los requisitos de información y de auditoria que se le requieren al resto de empresas cotizadas. También en los últimos días, el gobierno de Estados Unidos ha impuesto nuevas restricciones a la firma tecnológica china Huawei que le dificultan el acceso a algunos componentes tecnológicos fabricados en el país norteamericano.

Pero ayer fue nuevamente Hong Kong el que se convirtió en el principal foco de las mencionadas tensiones, tras conocerse la intención del Gobierno de China de elaborar una nueva ley de seguridad nacional que limitará la autonomía del territorio. Al respecto, el siempre belicoso secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, advirtió que la sanción de la mencionada ley podría significar que Estados Unidos le retire a Hong Kong el "estatus especial" que le permite ser el principal centro financiero de Asia.

Por último, a última hora de ayer, un grupo de senadores Republicanos y Demócratas introdujeron para su debate en la cámara alta del Congreso de Estados Unidos un proyecto de ley que sancionará a los funcionarios y entidades chinas que hagan cumplir la mencionada ley de seguridad nacional en Hong Kong. Además, según el mencionado proyecto de ley, también se sancionará a los bancos que hagan negocios con las entidades chinas.

Es evidente que gran parte de los países occidentales, no sólo Estados Unidos, no están nada satisfechos de cómo ha gestionado China la pandemia ni con la falta de la transparencia con la que ha informado y sigue informando sobre la misma. Ello entendemos que ha deteriorado mucho la confianza en el país, aunque el tamaño y el atractivo del mercado chino para las economías desarrolladas hace que en muchos casos, no en el de Estados Unidos, los gobiernos se reserven, al menos públicamente, sus opiniones sobre la forma de actuar de China.

De cara al comportamiento de las bolsas, las tensiones entre Occidente y China, especialmente entre Estados Unidos y China, siempre les han impactado de forma negativa, como hemos podido comprobar en los últimos años con la batalla comercial y tecnológica entre ambas potencias, la cual pensamos que continuará en los próximos años. Por tanto, este rebrote de las tensiones, y a pesar de que ambos países siguen insistiendo que respetarán los acuerdos comerciales recogidos en la denominada Fase I, preocupa y mucho a los inversores en un momento en el que sigue habiendo muchas dudas sobre la capacidad de las principales economías desarrolladas para recuperarse de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus de origen chino.

En ese sentido, cabe señalar que la publicación ayer en las principales economías occidentales de las lecturas preliminares de mayo de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y servicios, los PMIs que elabora la consultora IHS Markit, sirvió para confirmar que estas economías han continuado deteriorándose en el presente mes, aunque a ritmos más moderados que en abril. En ese sentido, entendemos que las lecturas de junio y julio, que deben ya mostrar síntomas de recuperación, una vez que la mayoría de los países hayan culminado el proceso de desescalada, serán claves para el devenir de los mercados de valores en el corto/medio plazo. De no mostrar los mencionado PMIs síntomas de mejora en los próximos dos meses, es muy probable que las bolsas corrijan, y que lo hagan con fuerza, ya que ello indicará mayores dificultades de las esperadas en el proceso de recuperación económica.

Hoy esperamos que las bolsas europeas abran nuevamente a la baja, con las renacidas tensiones entre Estados Unidos y China como “telón de fondo”, algo que ha penalizado esta madrugada el comportamiento de las bolsas asiáticas, especialmente la de Hong Kong, que ha cedido el 5% por el temor a que se reproduzcan las tensiones políticas que tanto penalizaron la marcha de su economía el año pasado. Además, el hecho de que el lunes sea festivo en Estados Unidos –Día de los Caídos– puede incitar a los inversores en Wall Street a cerrar algunas posiciones de cara al largo fin de semana, sobre todo porque, con todos los estados habiendo adoptado alguna medida para abrir sus economías, los mercados estarán muy atentos para comprobar cómo se comporta la población: si se desplaza, como suele ser habitual durante esta fiesta; si acude a los centros comerciales; si consume, etc.

*Fuente: Consenso del Mercado