Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Por el Proyecto Narvskaia

Nyesa se desploma un 30% tras anunciar que entra en causa de disolución

2020-06-30 12:53:00

La compañía ha registrado un patrimonio negativo de 10,1 millones en 2019 debido a los problemas derivados del Proyecto Narvskaia emprendido en Moscú, por lo que entra en causa de disolución. Tras el anuncio, ha llegado a acumular caídas del 40% en bolsa.

Nyesa se desploma un 30% tras anunciar que entra en causa de disolución

Nyesa Valores ha anunciado hoy que se encuentra en causa de disolución tras registrar un patrimonio negativo de 10,1 millones de euros en el ejercicio de 2019, debido a la reclasificación del Proyecto Narvskaia de Moscú.

Tras el anuncio, la cotización de Nyesa ha llegado a desplomarse hasta un 40% en bolsa a lo largo de la mañana. A media sesión, la compañía arrastra caídas cercanas al 30%, hasta los 0,004 euros por título.

Tras la entrada en vigor del Real Decreto 16/2020, de medidas para hacer frente al Covid-19, la compañía ha llevado ante el Juzgado de lo Mercantil una propuesta de modificación de su convenio de acreedores. Esta acción incluye una reducción de capital a través de la disminución del valor de sus acciones, así como una ampliación de capital que revierta esta situación de desequilibrio patrimonial.

 

Este anuncio ha llegado tras la publicación de sus resultados correspondientes a 2019, en los que se ha conocido que el valor de la inversión financiera de Nyesa en su filial Marma ha sufrido un deterioro superior a los 45 millones de euros, lo que ha derivado en un patrimonio negativo, de 10,1 millones, que a su vez se traduce en que la compañía se encuentre en causa de disolución.

El grupo ha informado de que, por el momento, mantiene el Proyecto Narvskaia en Moscú, que se compone de un complejo de edificios industriales de más de 52.000 metros cuadrados. La operación se produjo a través de una ampliación de capital mediante la aportación del 98,12% de las acciones de Marma, la sociedad que posee estos activos.

En un principio, la compañía previó que la operación no necesitaría de financiación adicional. Ahora, tras las evaluaciones realizadas, el proyecto ha sido reclasificado como activo inmobiliario, con el objetivo de reducir su valor, debdo a la diferencia entre el valor que tenía el proyecto en un principio, y el valor de mercado del activo en base al uso que tiene actualmente.

Durante la pandemia, Nyesa se ha convertido en una de las compañías más castigadas del sector, perdiendo un 37% en lo que va de año, así como 8,5 millones de euros menos de capitalización.

 

*Fuente: Estrategias de Inversión