Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Perspectivas de Lombard Odier

Las infraestructuras tecnológicas y el clima, tendencias ganadoras tras el Covid-19

2020-07-02 12:18:00

Lombard Odier comparte sus perspectivas sobre cómo transcurrirán los próximos meses en los mercados mundiales, en los que destacarán megatendencias como los cuidados, las nuevas tendencias demográficas o las infraestructuras tecnológicas.

La infraestructura tecnológica o el cambio climático, grandes oportunidades tras el Covid-19

La gestora Lombard Odier ha compartido sus impresiones sobre lo acontecido en los últimos meses y las perspectivas para orientar las inversiones de cara al futuro.

Samy Chaar, economista jefe, considera que lo peor de la pandemia ha pasado a nivel general, aunque distingue entre dos tipos de regiones que la están afrontando de manera muy diferente. El primer grupo está formado por los países de Europa y China, en los que los casos se han reducido significativamente durante las últimas semanas.

Por otro lado, en regiones como Estados Unidos o Brasil, la situación es muy diferente: tras un cierto descenso en el número de casos, de nuevo se están observando repuntes que podrían incluso ocasionar nuevos cierres en las economías, ya que estos países han optado por llevar a cabo políticas de inacción frente al avance del Covid-19.

No obstante, en caso de que fuera necesario, las perspectivas de la gestora no contemplan una vuelta a las estrictas medidas que confinamiento que se han impuesto durante los últimos meses en algunos de los países. De hecho, no consideran que vaya a ocurrir una segunda ola como tal, debido a la aparición de métodos de diagnóstico y al aumento de la capacidad de los sistemas sanitarios, aunque definen la situación actual de Estados Unidos como “preocupante”.

Respecto a cómo será la evolución en los próximos meses, desde Lombard Odier apuntan a una fuerte recuperación en la segunda parte del año, que prácticamente sigue una forma de ‘V’, después de la profunda contracción de la economía vivida en los primeros seis meses. No obstante, este escenario base puede derivar en dos situaciones posibles, dependiendo si ocurren serios rebrotes de contagios, en cuyo caso la recuperación sería mucho más lateral, o si no hay segunda ola de contagios que obliguen a cerrar las economías. La continuación de los apoyos por parte de los bancos centrales es también, según la gestora, fundamental para continuar con la progresiva recuperación.

Otro de los grandes problemas que ha causado el Covid-19 ha sido el crecimiento del desempleo, en el que, no obstante, se pueden observar amplias diferencias que podrían ser determinantes. Mientras que los datos de desempleo en Estados Unidos son alarmantes, ya que alrededor de 20 millones de personas han perdido su empleo, Europa se ha visto favorecida por las políticas emprendidas por los estados miembros, que han limitado el daño al mercado laboral en el corto plazo. ­

¿Cuáles serán las megatendencias ganadoras?

La pandemia también provocará, explica Samy Chaar, cierta inflación, altos niveles de deudas, así como ciertas desigualdades económicas y sociales entre países. Por estos motivos, surgen ahora nuevos desafíos a los que las economías mundiales tendrán que hacer frente de cara a los próximos meses. Muchos de ellos están vinculados con las grandes megatendencias que pueden ser una oportunidad para los inversores.

Stéphane Monier, CIO de la gestora, ha querido destacar a la tecnología y la salud como los grandes ganadores de los últimos meses, mientras que en el otro lado de la balanza se encuentran el sector energético o bancario, que han sufrido en mayor medida esta crisis y, previsiblemente, lo seguirán haciendo de cara a la segunda mitad del año.

Por ello, desde Lombard Odier se decantan, sobre todo, por las acciones asiáticas y estadounidenses, por estar fuertemente enfocadas a esos sectores que mejor se han comportado durante la pandemiaen detrimento de las europeas y las de los países asiáticos emergentes. Respecto a la renta fija, la gestora destaca el investment grade y los bonos de alto rendimiento como sus principales opciones, y descartan la deuda de países emergentes como los de Latinoamérica, debido a las complicaciones surgidas en relación con el virus. En cuanto a las materias primas, el oro es el claro ganador, y en las divisas se inclinan por el yen japonés.

En cuanto al largo plazo, Monier ha querido destacar cuatro grandes tendencias que atraerán la atención de los mercados de inversión en los próximos años. La primera, la tecnología y toda la infraestructura que tiene que ver con el mundo digital, se han acelerado todavía más gracias a la pandemia y las necesidades que han surgido. También la demografía ha experimentado grandes cambios tras los últimos meses, sobre todo en cuanto a todo lo relacionado con la salud y los hábitos de consumo. A pesar de haber sido el primer país afectado por la pandemia, la importancia de China a nivel mundial es cada vez mayor, ya que aporta en torno al 20% del PIB mundial y, además de su enorme apuesta por la digitalización, la región está experimentando una recuperación mucho más rápida que sus competidores. Por último, el cambio climático es otro de los grandes temas que ya se había puesto encima de la mesa, pero que ahora adquiere todavía más importancia, por lo que adquieren importancia las compañías relacionadas con el cuidado del medio ambiente o que lleven a cabo políticas sostenibles.

Por lo tanto, desde la gestora se inclinan por dirigir su inversión hacia estas grandes tendencias mundiales durante los próximos meses, aumentando su exposición a las equities y apostando por el oro o la deuda pública estadounidense ante la posibilidad de que vuelva la inestabilidad a los mercados.  

*Fuente: Estrategias de Inversión