Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Análisis técnico

El DAX 30 ha perdido la directriz alcista y ahora toca vigilar el soporte del viernes pasado

2020-08-04 14:30:00

Hace dos semanas comentábamos que el DAX seguía manteniendo su estructura alcista pero que entrábamos en una zona de importante congestión, comprendida entre los 13.200 y los 13.500 puntos. En estos niveles había entrado mucho volumen antes de las fuertes caídas vistas en febrero y, por lo tanto, avisaba que podría ser una zona de resistencias que diera lugar a cierta corrección en lateral.

Es cierto que la corrección ha sido algo más amplia de lo que esperaba inicialmente, ya que podría haber aguantado algo más el soporte. El viernes 24 de julio al cierre nos daba un aviso de que la caída podría ser algo más amplia en el corto plazo debido a que perdió la resistencia anterior de los 12.938 puntos con mucha facilidad, coincidiendo además con la ruptura de la directriz alcista que guiaba al precio desde los mínimos del mes de marzo. Dicha resistencia debería de haber actuado como soporte pero no fue así.

Ahora el rango se sitúa entre los 12.211,1 puntos y los 12,938,1 puntos. Los máximos de hoy nos están dejando una resistencia y marcan que la directriz bajista de muy corto plazo, que empezó con la vela de vuelta dejada el pasado martes 21 de julio, sigue estando vigente.

Entramos en un periodo estacional menos positivo para las bolsas, ya que los meses de agosto y septiembre no son los mejores para estar posicionados o para crear cartera, aunque sí pueden ser buenos para el trading ya que estamos ante un verano con mucha volatilidad. Esto, sumado a los datos de crecimiento en Europa, que han preocupado mucho a los inversores, hacen que vuelvan las dudas al mercado europeo, a pesar de que algunos bancos de inversión dicen ahora que prefieren invertir en Europa antes que en EEUU. Además, las fuertes caídas del PIB en España, Francia, Italia y Alemania y los aumentos de casos de coronavirus a nivel mundial no han pasado desapercibidos para los inversores.

En este contexto, tenemos a un DAX que cotiza como esperábamos en lateral, corrigiendo la sobrecompra que acumulaba, aunque más debajo de lo esperado, entre los 12.211,1 y los 12.938,1 puntos.

Ahora la clave está en que no termine por perder los 12.211,1 puntos, ya que, de ser así, podría activar un pequeño segundo impulso bajista que marcaría un objetivo en el entorno de los 11.676,91, con permiso de la media de largo plazo que pasa por los 11.830 puntos. No obstante, de momento, no parece que vaya a ser el escenario más probable.

A close up of a map

Description automatically generated

Si nos fijamos en el posicionamiento de los clientes de IG en el DAX, hemos visto un aumento de las posiciones alcistas con respecto al análisis de hace dos semanas, para el que el porcentaje de bajistas se situaba en 67,89%, por lo que tan solo el 32,11% estaba posicionado largo en el índice alemán.

Ahora tenemos un 57,63% de posiciones bajistas frente al 42,37% de alcistas, eso es un ratio de 1,36 a 1, lo que indica que el posicionamiento bajista podría hacer que el índice siga su tendencia alcista primaria, pero en el corto plazo puede verse la presión bajista por el aumento de inversores en largo.

De momento, el escenario es de lateralización pero con mucho ojo mirando al soporte clave, ya que en el muy corto plazo, está generando una sucesión de máximos y mínimos decrecientes.

A close up of a map

Description automatically generated

*Fuente: Estrategias de Inversión