Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Las bolsas europeas caen ligeramente tras la reunión del BCE y el dato de inflación de EEUU

10/06/2021 - 19:10

Fátima Herranz (Singular Bank) | Variaciones moderadas en los principales mercados de renta variable globales, predominando el signo positivo en las bolsas de EEUU a pesar de que el dato de inflación de mayo de EEUU ha mostrado un nuevo repunte de los precios ligeramente por encima de las previsiones del consenso del mercado.

La jornada ha comenzado con referencias positivas de los índices bursátiles asiáticos, apoyados en el optimismo del mercado tras las conversaciones entre EEUU y China. En el primer contacto desde el inicio de la Administración Biden, los Ministros de Comercio de las dos grandes potencias económicas acordaron impulsar los vínculos comerciales y de inversión. Un acercamiento que podría contribuir a reducir las tensiones geopolíticas entre ambos, si bien continúan existiendo significativos puntos de desacuerdo como los asociados a Taiwán. En este entorno, el Shanghai Composite ha registrado una revalorización de un 0,54%, ligeramente inferior a la del Sensex indio de un 0,69%. A su vez, el Nikkei 225 japonés ha avanzado un 0,34% y el Kospi de Corea del Sur un 0,26%.

Posteriormente, en una coyuntura marcada por la preocupación sobre las crecientes tensiones inflacionistas a nivel global, la publicación de la evolución del IPC de EEUU ha confirmado que continúa su senda al alza. En concreto, en mayo la tasa de inflación de la economía estadounidense alcanzó un 5,0% anual, su mayor nivel desde agosto de 2008, superando en 0,8 pp su registro del mes anterior (4,2% anual) y en 0,3 pp las estimaciones del consenso. Un repunte impulsado principalmente por las revalorizaciones de la energía (28,5% interanual) y de los alimentos (2,2% interanual), que reflejan el efecto base generado a raíz de la pandemia. A su vez, excluyendo estos componentes más volátiles, los niveles de precios también registraron un crecimiento muy elevado liderado por los automóviles de segunda mano y los seguros de automóviles, situándose la inflación subyacente en un 3,8% anual (vs. 3,0% anual en abril), máximos desde 1992.

Esta tendencia al alza de la inflación en EEUU se enmarca en un contexto de fuerte repunte de la demanda ante las menores restricciones de movilidad, los avances en la vacunación y el tono expansivo de la política económica. Su evolución, junto con la del empleo, serán clave en el debate de los miembros de la Reserva Federal para determinar cuándo comenzará la futura reducción de su programa de compras de activos. En este sentido, tras conocerse la semana pasada que la tasa de desempleo de la economía estadounidense descendió en mayo a un 5,8% de la población activa (vs. 6,1% en abril), las solicitudes semanales de prestaciones de paro continúan mostrando señales de progresiva mejora del mercado laboral. En la primera semana de junio registraron un nuevo mínimo desde que comenzó la crisis sanitaria (376.000), encadenando su sexta semana a la baja, si bien aún duplican sus registros pre-pandemia.

Adicionalmente, hoy se ha celebrado la reunión de política monetaria del BCE, que ha reiterado su compromiso de mantener elevado el ritmo de su Programa de Compra de Bonos de Emergencia Pandémica (PEPP) a pesar de la revisión al alza de las perspectivas de crecimiento económico e inflación de la Eurozona. En concreto, ha elevado sus previsiones de repunte del PIB en la Eurozona a un 4,6% anual en 2021 (vs. 4,0% en su anterior estimación de marzo), un 4,7% en 2022 (vs. 4,1% anterior) y un 2,1% en 2023 (igualando su anterior previsión). Por su parte, la inflación alcanzaría un 1,9% anual a cierre de este año, 0,4 pp más de lo proyectado inicialmente, moderándose en 2022 a un 1,5% anual.

Por otro lado, se ha conocido que la UE respalda a EEUU en la investigación de los orígenes del covid-19 según el borrador de la declaración conjunta de la cumbre bilateral que se celebrará en los próximos días. Tras las interferencias surgidas en el análisis inicial de la OMS en China en enero, varios países han solicitado una fase 2 del estudio sobre el origen del virus. En el caso de EEUU, el presidente Joe Biden además ha pedido a sus servicios de inteligencia un informe en un plazo de 90 días.

En este entorno, tras un inicio de sesión al alza, finalmente los principales índices bursátiles europeos han cerrado en rojo, si bien con caídas moderadas inferiores a un 0,3%. El descenso más significativo se ha registrado en el CAC 40 francés (-0,26%), seguido del IBEX 35 español (-0,24%). Por su parte, el DAX 30 alemán se ha mantenido prácticamente estable (-0,06%). En contraste, el FTSE 100 británico ha subido ligeramente un 0,10%,

En España, el IBEX 35 ha retrocedido ligeramente a 9.134 puntos a pesar de las revalorizaciones de compañías de elevada capitalización como Telefónica (+3,31%) y Banco Santander (+1,92%). Asimismo, ArcelorMittal y PharmaMar también ha registrado avances superiores a un 1,9%. En contraste, las caídas han estado lideradas por Meliá Hotels, que ha perdido un 3,34%, seguida de Siemens Gamesa (-3,20%).

A diferencia de las bolsas europeas, la renta variable de EEUU mantiene el signo positivo a cierre de los mercados en Europa, cotizando en niveles próximos a máximos históricos. El SP 500 se sitúa por encima de 4.200 puntos, revalorizándose un 0,45%, al mismo tiempo que el Nasdaq Composite avanza un 0,52% y supera los 13.900 puntos.

*Fuente: Consenso del Mercado